Transvaloración de todos los valores

  He aprendido a amar tu largo pelo negro. He aprendido a amar tus ojos, he aprendido a amar tus labios, tus manos, tu piel… He aprendido a amar tu voz, tu pensamiento y tu mirada. He aprendido a amarte y a amarme a mí mismo a través de todo lo que sentía por ti. He aprendido a sacar el oxígeno de la vida a través de tus pulmones, a beber por tu boca y pensar desde tu cabeza. He aprendido a conocerme a través de esta relación. He aprendido a construirme para alzarme desde unos cimientos hechos por tu voluntad. He aprendido a vivir desde lo que hemos vivido, sobre lo que vivíamos y hacia lo que aún nos quedaba por vivir… juntos.

  Ahora, transvaloración de todos los valores.

  No tengo por qué vivir contigo junto a ti. Es más, tengo que aprender a vivir sin ti. Sin tus ojos, sin tus labios, sin tu piel… Sin ti. Mil veces nostalgia, porque si aprendo a vivir sin ti, estaré aprendiendo a vivir una vida falsa, muerta, que en su momento me parecerá llena de felicidad, experiencias y blablabla, pero ahora me parece un futuro negro, amenzador, más opresor todavía que las negras corrientes de dolor que el demiurgo echa sobre mí con un cuentagotas.

  Ahora tu pelo negro me parecerá negro, efectivamente, y ya está. Tus pecas me parecerán pequeños melanomas benignos, y ya está. Tus manos me resultarán simétricas y pares, eso está bien, y ya está. Tu piel me resultará algo pálida y bastante suave, y ya está. Tu boca me parecerá pequeña y de estéticamente positivos labios, y ya está. Tu figura me parecerá correcta y femenina, y ya está. Tu voz me parecerá suave y agradable, y ya está. El tacto de tu mano no me resultará menos indiferente que el de cualquier otra, y ya está. El imaginario futuro compartido contigo me parecerá curioso, en cierto sentido atrayente, pero no más que ningún otro, y ya está.

  Tengo que aprender a vivir de nuevo, y ya está.

1 comentario »

  1. O-Ren Said:

    Tus palabras duelen. Pero más duelen las mías.Amigo, hermano y compañero, siento todo el daño hecho, toda esperanza construida, todo futuro trazado, todo eso destrozado. Siento de verdad tu dolor, lo siento como mio.


{ RSS feed for comments on this post} · { TrackBack URI }

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: