El fin de todas las cosas

Quiero la apoteosis, quiero el final inevitable que he estado evitando. Un final que podría ser retomado después, o podría no serlo.

Pero quiero dar el paso. El mismo tipo de paso que diste aquel día, ahora lo quiero reafirmar yo. Me gustaría decírtelo en persona, si es que puedes salir conmigo alguna de estas tardes o mañanas, y espero que sí.

Pero si no puedes, ahora te lo digo.

Quiero terminar con toda esta cadena de sufrimiento. Sufrimiento y esperanza y felicidad que no generan más que más sufrimiento. Sufrimiento y dolor que se amplifican, a costa de cada caricia, de cada palabra tuya y que me carcomen. Sufrimiento que me quema cuando, después de liberar una pequeña porción en un espacio ya desaparecido, me amenazas con lo mismo que tendrías que haber venido cumpliendo desde el 22 de mayo, con dejarme atrás, con obligarme a olvidarte.

Voy a seguir pensando en ti, voy a seguir saludándote si te veo por la calle, pero quiero que sea esta noche la última que me duermo pensando en ti, la última en que mira las estrellas caer sobre este mundo desierto, desierto porque no estás tú a mi lado para ver la amplitud de mi felicidad o de cualquiera que sea la sensación que me inunda cuando estoy contigo.

Quiero huir desesperadamente de esa llamada salvaje, de ese influjo poderoso que ejerces sobre todos, o al menos algunos, de los que te rodean, de los que te quieren. Ese influjo que hace que, aun malherido, me arrastre por el fango hacia ti elevando una súplica de perdón que no siento por ningún lado. Una súplica que elevo con la única intención de seguir teniéndote a mi lado.

Quiero desaparecer de este campo de energía que atenaza mis sentidos, que me atormenta y hace que sean mis propios sentimientos, y no tus palabras ni tus acciones, los que retuerzan sus manos alrededor de mi corazón.

Quiero, en definitiva, alejarme de una de las personas que más ha influido en que yo sea quien soy. Quiero alejarme de ti, de la mujer con la que he perdido la virginidad, de la mujer junto a la cual he aprendido el significado de vivir, de temer, de sufrir, de sentir placer, de conocer la felicidad y la miseria.

Y esto lo voy a publicar, no en un acto enfermizo de venganza o lástima o una acción de guerra o lo que sea que pueda parecer en principio. Sino porque quiero compartirlo con el que lo quiera intentar comprender, reafirmarlo y porque, sencillamente, quiero hacerlo. Con muchísima, créeme porque conozco las dos situaciones, con muchísima más fuerza con la que publicaba mis entradas ensalzando nuestro amor.

Por último, solo decirte, no una lección, aunque te lo tomes así. No una lección sino un consejo. Con la misma fuerza con que analices la fuerza con que los demás te atraen o te repulsan, intenta analizar la poderosísima fuerza con que tus palabras y acciones influyen a los demás y les hace redimensionar su vida alrededor de la tuya. Lo haces de forma inconsciente, pero por favor, intenta hacerte una idea de cómo consigues que los demás obdezcan tus órdenes tácitas y jamás pronunciadas.

Farewell, Marina.

4 comentarios »

  1. Lina Said:

    Oh… me alegro de leer esto. Mucho, mucho, mucho. Es un resumen perfecto de casi todo lo que hablamos ayer con un café americano, uno con leche, batidos de helado de coco y granizados de sandía de por medio. Aquí estoy, lo sabes.🙂

  2. elvira Said:

    estoy orgullosaadios dolorsigue adelante con eso, mi señorr🙂

  3. Skarakol Said:

    Freude!

  4. Skarakol Said:

    es un grandísimo paso, sin duda el mejor. No sabes cuánto me alegro, y todos estaremos ahí para que se haga más llevadero, con un café americano, uno con leche, batidos de helado de coco y granizados de sandía de por medio, como dice lina.Señorr🙂


{ RSS feed for comments on this post} · { TrackBack URI }

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: